Lucas Bovaglio asumió en Villa Dálmine

El ex jugador y entrenador de Atlético tendrá su segunda experiencia en la categoría. Lo acompañarán Fernando Clementz y el profe Gabriel Yomaha.

Un nuevo ciclo de Villa Dálmine ya está en marcha. Lucas Bovaglio fue presentado ayer como nuevo DT y hoy por la mañana conducirá su primera práctica con el grupo de jugadores que tiene contrato vigente y que está entrenando desde el lunes con el preparador físico José «Pepi» Soto.

«Estoy muy orgulloso de este desafío, que no es sencillo. Pero creemos que si logramos la sinergia necesaria para trabajar todos juntos y poder, cada uno desde el lugar que le toque, aportar su granito de arena, podemos hacer un buen trabajo. No puedo prometer resultados, porque eso imprudente y no se debe hacer. Pero este cuerpo técnico va a demostrar un gran compromiso y mucho trabajo», fueron las primeras palabras del flamante entrenador en la conferencia de prensa que brindó ayer en las instalaciones del club.

Entre los motivos que lo sedujeron del conjunto de nuestra ciudad, Bovaglio (40 años), explicó que le interesó «el desafío de poder armar un plantel en una institución que viene creciendo» y que para ello se debe «trabajar bastante, unir esfuerzos y convencer muchas cabezas». Sin embargo, se mostró predispuesto a ello: «Nos gustan estos desafíos. Para un cuerpo técnico joven como el nuestro es una linda oportunidad para trabajar y desarrollarse».

Bovaglio tendrá como ayudante de campo a Fernando Clementz y como preparador físico principal a Gabriel Yomaha. Y hoy ya comenzará a trabajar: «La primera tarea será hacer un buen diagnóstico de los chicos que están en el club. Tenemos que ser respetuosos de ellos y evaluarlos a conciencia para saber después qué puestos debemos reforzar».

En ese sentido, aseguró que un buen diagnóstico «puede ser el mejor acierto en la conformación del próximo plantel» y explicó cómo llevará adelante esa tarea: «La evaluación será en el día a día. En base a nuestra metodología de trabajo, vamos a desarrollar ejercicios que nos van a permitir saber cuánto nos pueden dar estos jugadores. Obviamente, la medida más fiel es jugar partidos, pero hacer amistosos a esta altura de la preparación no ayuda en nada».

Y en cuanto a la posibilidad de sumar y potenciar juveniles en el plantel profesional, Bovaglio explicó: «Ése es un proceso de años. Trataremos de ofrecer herramientas para que los juveniles vayan evolucionando. Hay chicos que tienen una maduración más lenta y hay otros que, de repente, física y mentalmente están aptos para competir a este nivel de exigencia. Ojalá se nos presenten esos casos, porque sería una gratísima sorpresa».

Luego, en cuanto a los refuerzos que incorporará, el flamante entrenador afirmó que sería «prematuro» dar nombres y comentó: «Me comprometo a conformar un equipo competitivo, como los que ha tenido Villa Dálmine en las últimas temporadas. Sé que hay un presupuesto que respetar y acá no sólo habrá un campeonato deportivo por jugar, sino también uno económico. Pero trataremos de armar el mejor plantel posible»

En esa línea aseguró que buscará delinear el plantel «lo antes posible» y con jugadores que «estén convencidos» de estar en Villa Dálmine y del proyecto. Su idea, adelantó, es «jugar de local y visitante de la misma manera; proponer y no salir a ver qué pasa». Para ello espera conformar un equipo «intenso, ordenado y con una identidad de juego clara».

Finalmente, Bovaglio anunció que a partir de hoy comenzará a trabajar de forma ininterrumpida con el plantel y que espera poder tener una concentración de al menos dos semanas para desarrollar la parte más exigente de lo que será la pretemporada, camino a lo que será «uno de los campeonatos más duros de los últimos años» de la Primera B Nacional.

Fuente: www.laautenticadefensa.net

Comentarios