Lechuga, del Monumental a la Bombonera

Este miércoles, Gustavo Alfaro fue presentado como entrenador de Boca Juniors en reemplazo de Guillermo Barros Schelotto. Será el primer rafaelino que dirigirá al Xeneize. Mirá como le fue en Atlético, donde inició su carrera como DT.

Después de cerrar su carrera como jugador el 8 de junio de 1992, donde Atlético le ganó la Révalida a 9 de Julio por 1 a 0, Gustavo Alfaro tuvo su debut como entrenador el 3 de octubre de 1992 en reemplazo del despedido Francisco Calabrese. Lo hizo de manera interina por cuatro partidos con los siguientes resultados: 0-0 vs. Deportivo Morón, 3-1 vs. Gimnasia y Tiro de Salta, 0-0 vs. Defensa y Justicia y 1-2 vs. Central Córdoba de Rosario. Al siguiente partido llegó Roberto Rogel para reemplazarlo.

La segunda oportunidad para Lechuga fue en la temporada 1993/94. Atlético perdió con Gimnasia de Jujuy 1 a 0 y marcó la salida de Carlos Biasutto, por lo que Alfaro se hizo cargo del plantel el 13 de marzo de 1994, debutando con victoria por 2 a 0 con Unión de Santa Fe. A partir de allí no largó el puesto hasta el 5 de abril de 1996. En el medio, el subcampeonato en la temporada 1994/95, por detrás de Estudiantes de La Plata. En este ciclo, dirigió 95 partidos, con 44 victorias, 26 empates y 25 derrotas. Tuvo una eficacia del 59.06%. Alfaro dejó Atlético para aceptar una oferta de Quilmes, pasando posteriormente por Patronato de Paraná en el Torneo Argentino “A”.

El segundo ciclo comenzó con el inicio de la temporada 98/99. El 22 de agosto de 1998 cayó en condición de local 1 a 0 con Douglas Haig de Pergamino. Luego de dirigir dos torneos consecutivos, inició la temporada 2000/01, pero no llegó a su fin, ya que luego del último partido del 2000, jugado el 16 de diciembre y con derrota ante San Martín de San Juan por 4 a 2 en el Monumental, aceptó el ofrecimiento de Belgrano de Córdoba para tener su primera experiencia en Primera División. En la segunda etapa dirigió 91 partidos, con 37 victorias, 50 empates, 58 derrotas y una eficacia del 46.06%. En la Crema fueron en total 190 partidos, con 82 triunfos, 50 igualdades y 58 caídas, consiguiendo una eficacia del 51,92%.

Foto: Diario Olé

Comentarios