Marco, el Topito y Speedy

Después de recuperarse de una seguidilla de lesiones que lo tuvieron a maltraer durante los primeros meses de trabajo, Marco Borgnino volvió con todo y hoy se convirtió en un factor clave para el plantel de Juan Manuel Llop. En Puerto Madryn ante Guillermo Brown sumó sus primeros minutos oficiales de la temporada, y con la llegada de Chocho se ganó un lugar en el equipo titular. El rafaelino respondió con goles y fue la clave para las victorias ante Olimpo y Los Andes, convirtiendo dos goles en cada encuentro. Esto no es nada habitual, hasta tal punto que en 29 años de profesionalismo que lleva la Crema, solamente dos jugadores lo habían logrado antes.

Las anteriores ocasiones fueron en la temporada 1998/99. El primero en conseguirlo fue Fabricio Sánchez Varela, hoy entrenador de las Inferiores del club, que el 5 de diciembre de 1998 convirtió dos de los cuatros goles para la victoria ante Douglas Haig de Pergamino en condición de visitante por 4 a 1 (los otros fueron convertidos por Gustavo Gandín y Juan Manuel Suligoy). La fecha siguiente se jugó tres meses después, el 7 de marzo de 1999, y la Crema derrotó a Gimnasia y Tiro de Salta por 2 a 1 con otro doblete del Topito.

Ese plantel tenía un jugador que a la larga significaría la primera transferencia internacional lograda por Atlético: Raúl “Speedy” González. El 24 de abril del 99 la Crema goleó 4 a 1 Huracán de Corrientes con dos goles del oriundo de Alcorta, mientras que Sánchez Varela y Gonzalo Del Bono completaron el resultado. A la fecha siguiente, disputada el 1 de mayo, el Celeste venció a Olimpo en Bahía Blanca por 3 a 0, y los tres goles fueron de Speedy.

Casi 20 años después, Borgnino hace historia, pero el aditamento es su presente y su futuro, volviendo a demostrar que puede ser un jugador distinto y ayudar a Atlético a una pronta vuelta a Primera División.

Comentarios