El árbitro

Héctor Paletta, oriundo de Logchamps, fue designado por la Asociación del Fútbol Argentino como árbitro del encuentro entre San Martín de Tucumán y Atlético. Será la primera vez que dirigirá a la Crema, mientras que el Santo lo arbitró solo en una ocasión: 3-3 con Estudiantes de San Luis.

Héctor, hermano de Gabriel, jugador surgido en Banfield que pasó por Boca y jugó en la selección de Italia, se hizo conocido cuando en cancha de Huracán paró un partido por amenazas que surgían de los cánticos de la hinchada.

“De repente llegó la jugada polémica, que todo Huracán pidió penal por una supuesta falta a Romero Gamarra. Y empezaron los insultos al árbitro Héctor Paletta, hermano del central que pasó por Banfield y Boca. Primero el clásico “Paletta, hijo de…” y después fueron más heavy. Hubo advertencia del juez, amenazando con parar el partido. Y al toque, cuando escuchó el “tomala vos, dámel’amí, vamo’a matar a un referí”, lo frenó. Igual que cuando hay cantos racistas, cuando desde la tribuna bajaba la gente hacia el alambrado. Los jugadores de Huracán la pedían que lo siguiera, incluso hasta el Vasco Azconzábal.

Hubo minutos de suspenso y de dudas con respecto a la continuidad del partido. Hasta que lo convecieron a Paletta, quien explicó el porqué de su primera decisión: “No podemos alimentar la violencia, de que vamos a matar a un referí”. Bien. Y Marcos Díaz, arquero de Huracán, se acercó a la tribuna para pedir que “vamos a alentar al equipo, lo del árbitro ya está”. Mientras, la gente cantaba “o-lé-lé, o-lá-lá, si no quieren violencia que aprendan a cobrar”.

Comentarios