Salida sin cosecha

Por primera vez en la temporada, Atlético no sumó fuera de Rafaela. En Tandil cayó 1 a 0 con Santamarina.

Después del triunfo ante Estudiantes de San Luis en el Monumental, la Crema tenía una gran chance de seguir por la senda de las victorias al visitar a Santamarina, quien no había ganado en lo que iba de la temporada. Sin embargo, un error en una pelota parada y la ineficacia al momento de definir, lo dejaron con las manos vacías.

Después de un primer tiempo donde hubo una situación clara para cada uno (tiro libre en el travesaño para el local y una pelota que Klusener no logró conectar a un metro del arco luego de un centro de Casa), en el incio del complemento parecía que los de Bovaglio se lo llevaban por delante al local. Pero, los de Héctor Arzubialde aprovecharon una desatención en un centro y Francisco González Metilli abrió el marcador a los 14′.

A partir de allí la Crema fue, pero sin muchas ideas y menos eficacia, ante un Santamarina que se paró bien y aguantó para quedarse con el triunfo. Para Atlético será barajar y dar de nuevo, buscando regularidad y sabiendo que debe mejorar para ser protagonista.

Santamarina 1 – Atlético 0

Estadio: Municipal General San Martín de Tandil.
Arbitro: Yamil Possi.

Santamarina: Joaquín Papaleo; Agustín Politano, Alfredo González Bordón, Salvador Sánchez y Fernando Biela; Leonel Pierce, Agustín Cardozo, Ezequiel Barrionuevo (76′ Nicolás Valerio) y Leonardo Fredes (46′ Francisco González Metilli); Braian Guille y Martín Michel (87′ Tomás Berra). DT: Héctor Arzubialde. Suplentes: Tomás Casas, Nicolás Castro, Braian Pérez, Federico Martínez.
Atlético: Ramiro Macagno; Lucas Blondel, Wilfredo Olivera, Stéfano Brundo y Nicolás Dematei; Enzo Gaggi (70′ Mauro Albertengo), Emiliano Romero, Lucas Pittinari (70′ Alexis Nicolás Castro) y Jorge Velázquez (85′ Manuel Bustos); Maximiliano Casa y Gonzalo Klusener. DT: Lucas Bovaglio. Suplentes: Jorge Carranza, Tomás Baroni, Gianfranco Ferrero y Facundo Soloa.

Gol: 59′ Francisco González Metilli (S).

Foto: Ariel Heideggen

Comentarios