Zampedri, dos años y medio a Tucumán

Maco, surgido en las Divisiones Inferiores de la Crema, se convirtió en refuerzo del Decano, quien será rival de Atlético en la quinta fecha de la Zona 2 del Torneo 2016 de Primera División. Mirá las declaraciones del goleador de la Primera “B” Nacional al Diario La Gaceta de Tucumán.

“Estuve en equipos como Sportivo Belgrano (San Francisco) y Crucero del Norte con los que ascendí, pero él que jugaba de titular no era yo. Por suerte, después tuve la oportunidad, el lugar y la continuidad para que vengan los goles”, lo dice Zampedri desde su casa y brinda por un 2016 plagado de éxitos personales y deportivos.

Si aceptó sumarse al proyecto de Juan Manuel Azconzábal, teniendo ofertas de Brasil y de otros clubes de Primera, fue porque el “Vasco” y Atlético siempre estuvieron cerca. “Azconzábal se acercó a hablar conmigo y eso me gustó, me atrajo mucho su idea. Aparte de eso, Atlético fue el primer equipo en ponerse contacto, por eso siempre tuvo la prioridad. Si me quedé en Argentina fue para jugar con Atlético en Primera”, le confiesa a LG Deportiva el último artillero de la B Nacional, que marcó 25 goles durante los 38 de los 42 partidos que jugó en el torneo que consagró al “decano”.

Además de sentirse pleno por cambiar de camiseta, Zampedri cuenta con la tranquilidad de saber que tiene asegurado un contrato extenso. “Sí, por dos años y medio, además de que el club me compró parte de mi pase”, comenta el padre de Olivia, de un año y cinco meses, y esposo de Fernanda. En síntesis, todos contentos, el “decano” y el goleador quien, asegura, está preparado para una lucha sana por el puesto con “Pulguita” y Cristian Menéndez, entre otros centrodelanteros del plantel de Azconzábal.

A la hora de despedir la Noche Vieja, Zampedri, nacido hace 27 años en Chajarí, Entre Ríos, tiene en claro qué es lo que desea. “Dios quiera pueda ser goleador de Primera. Hay que tomar con responsabilidad cada día de trabajo, para seguir progresando”, explica el artillero que de chico fue canillita. “Siempre cuento esa historia, de cuando vendía diarios. Ahora, cuando veo una foto mía, lo compro porque siento orgullo de lo que voy logrando en mi carrera”.

Comentarios