28 años de la Revalida

El Campeonato Nacional «B» de la temporada 1991/92 fue disputado entre varios equipos. En la segunda rueda, Lanús y Almirante Brown se destacaron del resto, y sólo en las últimas fechas el Granate consiguió desprenderse de su obstinado rival y ganó el campeonato. El segundo ascenso se lo adjudicó San Martín de Tucumán, al adjudicarse el Torneo Dodecagonal. Ese año, también se jugaron las Reválidas, y como el Celeste por segundo año consecutivo no pudo clasificar al Dodecagonal, debió enfrentar al campeón de la Liga Rafaelina, nada más y nada menos que 9 de Julio.

El reglamento marcaba que el primer partido se debía jugar en el Monumental, y si el local no ganaba, la revancha se disputaría una semana después en el Coloso de calle Ayacucho. Ante dos empates, se jugaría el tercer y decisivo partido. Pero todo se terminó rápidamente porque el equipo que dirigía Francisco Calabrese ganó el primer juego 1 a 0 con gol de Horacio Rafael Puchetta y la Crema se mantuvo en la «B» Nacional. El local había formado con Gustavo Tognarelli; Javier Berzero, Ariel Levrino, Hugo Querini y Daniel Dalmasso; Esteban Bernasconi, Gustavo Alfaro, José María Martínez y Mario Vera, Horacio Puchetta y Víctor Grillo. Por su parte, el León lo hizo con Juan Carlos Micheli; Hernán Gunzinger, Iván Delfino, Bonetti y Gustavo Kestler; José Elías Trejo, Ponce, Altamirano y Germán Solterman, Fredy Fernández y Walter Gómez. El DT era Alcides Merlo.

La semana previa había sido realmente especial. En aquellos tiempos la rivalidad entre los clubes era importante y se vivió de esa manera, hasta tal punto que ambos planteles se fueron de la ciudad para prepararse con tranquilidad en la previa. El Celeste se fue a Villa Carlos Paz, mientras que el León se refugió en Santa Fe. Más de 9.000 personas estuvieron en la cancha y casi 100 policías estuvieron afectados a un operativo de seguridad que tuvo algunas falencias en las primeras horas, pero que después llevó a que sea una fiesta deportiva. En lo futbolístico, pese al exiguo resultado, Atlético fue más y lo ganó bien, aunque 9 de Julio no se entregó fácilmente y dio una dura pelea, sabiendo que era una oportunidad histórica.

Comentarios