Pipi Araujo: “Atlético estará por siempre en mi corazón”

En el 2002, Carlos Araujo se convirtió en uno de los dos refuerzos que Atlético sumó para la temporada 02/03, la cual finalmente terminaría con el primer ascenso a la Primera División. El «Pipi» llegaba proveniente desde Independiente Rivadavia de Mendoza, donde había sido dirigido por Oscar «Cachín» Blanco. El lateral terminó jugando 74 partidos entre el ascenso y Primera, para luego seguir una prestigiosa carrera por distintos clubes, repitiendo un paso por Huracán, donde no seguirá desde el 30 de junio: «A mí me llamó el técnico, Israel Damonte, el viernes pasado para comunicarme que no me iba a tener en cuenta. Igualmente, me lo esperaba, después de este conflicto que se generó siempre se la van a agarrar con el capitán y ese soy yo. Tenía que poner el pecho por mis compañeros y sabía que posiblemente no iba a continuar en el club» afirmó Araujo en declaraciones al Diario Deportivo Olé.

Araujo, junto con otros diez compañeros, habían intimado al club debido a las deudas económicas y atraso salarial, situación que el presidente Alejandro Nadur no se la dejó pasar: «Obviamente, cuando comenzó el problema me imaginé que se la podían agarrar conmigo o con (Mauro) Bogado. Pero estoy tranquilo, representé al plantel como tenía que hacerlo y reclamando algo que nos correspondía. Si es decisión del entrenador, como me lo comunicó, sí me sorprendió porque fui compañero de él y lo he defendido muchísimas veces dentro del club. En realidad, hablando de cómo es Israel en verdad, a pesar de los malos resultados, siempre dije cosas buenas. Son decisiones respetables, no le guardo rencor, pero quedé sorprendido».

Ante la consulta sobre como fue la despedida y el dolor que eso conlleva, Pipi involucró a Atlético: «La verdad que fue dolorosa, hay tres clubes que llevo por siempre en mi corazón: Huracán, Lanús y Atlético de Rafaela. Mi afecto va a ser tan grande que, a pesar de que en los últimos años hemos sufrido mucho, no me lo voy a olvidar jamás. Fue difícil escribirlo la verdad, yo no pretendo quedarme a vivir en Huracán. Pero soñaba con despedirme dentro de la cancha, eso duele».

El mendocino también dialogo con la FM 94.7, y allí dejó abierta la chance de jugar en la Primera Nacional: «Quiero seguir jugando, tengo muchas ganas de seguir, así que estoy esperando que se empiece a mover todo y empezar a tirar líneas para todos lados. Apunto a seguir en Primera, pero sino se puede no tengo inconveniente en jugar en la Primera Nacional, quiero seguir jugando…no es por plata, es por la pasión que me genera jugar».

Fuente: Diario Castellanos

Comentarios