Gudiño eliminó al Atlético del Cholo Simeone

El mayor batacazo de la temporada en España, y quizá en Europa, lo generó este jueves el Cultural Leonesa, equipo de la Segunda B, al eliminar al Atlético de Madrid del Cholo Simeone y clasificarse a los octavos de final de la Copa del Rey. El equipo cuenta con un argentino, Gabriel Gudiño, ex San Lorenzo, Belgrano y Atlético, quien le contó a Olé sus sensaciones y el impacto que el resultado tuvo en la ciudad. «Eliminar al Atlético de Madrid es un orgullo muy grande. Vine para Cultural más que todo a terminar unos trámites del pasaporte y empezar conocer lo que es el fútbol europeo. Jugar contra uno de los mejores del país como el Atlético y eliminarlo te llena el alma. Y fue especial porque justo estaban mis padres, los había invitado de vacaciones», contó.

– Explicá por qué tuviste que firmar para Cultural por un tema del pasaporte.

– Yo, cuando me estaba por venir después de jugar en Belgrano, no podía firmar con un club de Segunda o algo así por el tema de que no soy comunitario y ocupaba cupo. Todos los clubes de la categoría tenían el cupo cubierto. Pero en la Segunda B no hay cupo de extranjero, es libre, así tuve la posibilidad de venir a Cultural, club que estuvo mucho en Segunda, descendió y querían volver a subir, me gustó la idea y terminé acá. En marzo ya me sale el pasaporte y se hará todo más fácil…

– Cuando te llegó la oferta de jugar en Segunda B, ¿vos pensaste que era un retroceso después de haber jugado en San Lorenzo, uno de los cinco grandes de Argentina?

– Sí, lo pensé, ni hablar. Cuando volví a San Lorenzo después del préstamo a Belgrano, viendo que no tenía lugar en el equipo por el hecho de que el técnico tenía a sus jugadores, la idea fue salir. Llegó esa posibilidad y quería salir un poco de lo que era el fútbol argentino, conocer el fútbol español y meterme en este lado era un buen desafío. Si te va bien, sea la categoría que sea, vas a terminar siempre en lo más alto. Es lo mismo que viví en Argentina: yo jugaba en el Federal A, pegué el salto a Primera y terminé en uno de los más grandes. Vine a buscar lo mismo acá.

– ¿Cuál es tu objetivo para la próxima temporada?

– Mi meta es llegar a Primera División, es mi sueño, voy a pelearla. En Cultural el objetivo es ascender a Segunda y vamos por el buen camino, queremos dar lo mejor para subir. Tengo contrato en San Lorenzo, hay muchas cosas que ver y cómo llegar a arreglarlas, o llegar a un acuerdo. Voy a buscar eso.

– ¿Eliminar al Atlético generó un fuerte impacto social en la ciudad?

– La verdad que se vive como algo histórico. León es una ciudad importante, el club hace un año atrás estuvo en Segunda, por motivos de fútbol descendió. Quiere volver a ascender. Viene de muchos años de jugar con clubes fuertes de Primera y siempre se quedaba afuera. Jamás se le había ganado a un equipo grande, y ahora seguimos en la Copa dejando afuera al Atlético, uno de los tres mejores de España. Es algo histórico, la gente vive revolucionada, salís a caminar y te paran todo el tiempo para decirte enhorabuena, te saludan, te felicitan. Están todos muy contentos. Esto salió en todos lados…

– Además aportaste una asistencia muy buena…

– Gracias a Dios, todos tuvimos un muy buen partido, me sentí muy cómodo en la prórroga, en esa asistencia del segundo gol. También tuve la oportunidad de aumentar el marcador y me dio en el palo. Estoy contento por todo, por cómo se dio el partido, haber jugado todos los minutos…

– ¿Qué recuerdo te quedó del festejo en el vestuario?

– Me quedaron muchas imágenes, no tanto en el festejo del vestuario, sino en el campo cuando terminó el partido, todos emocionados, compañeros que lloraban y no se lo creían. Sinceramente, estaban en shock y no sabían cómo festejarlo. Después, una vez que entramos al vestuario, fue una revolución. Nos felicitamos, dijimos que dejamos todo. En un momento dos o tres empezaron a tirar agua, ropa remeras, fue un desastre… Un festejo muy lindo, hace mucho que no veía tanta emoción en los compañeros y no vivía algo tan fuerte como esto. A muchos compañeros esto les marca una parte de su carrera, y otros que no tuvieron chances que jugar en otra categoría, vivir esto los llena de orgullo. Les marca un camino en su principio de carrera.

– ¿Viste alguna reacción de los jugadores del Atlético de Madrid que te haya llamado la atención tras quedar afuera?

– Me llamó mucho la atención que cuando se acabó el partido los jugadores del Atlético se quedaron en el campo a saludarnos a nosotros. Muy respetuosos, se fueron al medio y nos saludaron, como debe ser. Nos felicitaron y después se fueron, no es que como terminaron salieron sin saludar. Eso me sorprendió bastante. Eso vos sabés que en Argentina no pasa y me dejó un poco shockeado. Son cosas que se viven y son lindas, te deja una enseñanza muy grande. De haber sido derrotado por un equipo menor a tu categoría, siendo un grande, quedarte para felicitar y cambiar la camiseta es una muestra de respeto y otra clase de vida.

Comentarios