Marco Borgnino y su actualidad en Portugal

El jugador de Atlético, que está a préstamo en el Clube Desportivo Nacional de la Segunda División, pelea por el ascenso y terminó el 2019 liderando.

¿Qué balance hacés de estos primeros seis meses?

No es un balance totalmente positivo porque no logré la continuidad que tuve en Atlético el semestre pasado. Comencé jugando, fui titular y sintiéndome con confianza, e incluso ya había echo un gol y venía evolucionando en cuanto a nivel, pero tuve una torcedura en el tobillo que me alejó tres partidos y fue ahí donde me costó volver a ser titular, ya que el equipo no perdió más y está teniendo un buen funcionamiento.

¿Con qué competencia te encontraste?

Es un fútbol totalmente diferente al de Argentina. Es una campetencia donde hay jugadores que además de técnicos, son fuertes físicamente y eso hace que sea una Liga muy dura, donde todos los equipos son parejos.

¿En qué posición te han utilizado y cómo te sentiste?

Siempre que jugué lo hice de extremo por derecha, pero jugando por dentro, no abierto como generalmente lo hacen los extremos. Es una táctica que el entrenador tiene y donde desde el comienzo me sentí cómodo y me adapté rápidamente.

¿Cuáles son las expectativas para el 2020?

Mis expectativas cuando comienza un nuevo semestre es tener continuidad, siempre priorizo eso porque es lo que lleva a un jugador a sentirse con confianza y encontrar un buen nivel.

¿Pueden pelear por cosas importantes?

Sí, ahora estamos en puestos de ascenso y el grupo está muy bien, cada uno que le toca jugar lo hace de buena manera y genera un nivel colectivo muy bueno. Todavía quedan muchos partidos así que hay que seguir por el mismo camino para lograr el objetivo.

¿Cómo fue la adaptación a un nuevo país y a una nueva cultura?

Y…nunca es fácil adaptarse a nuevas cosas, todo lleva su tiempo. Pero creo que al no ser un idioma difícil y tener compañeros sudamericanos en el plantel, se hizo más fácil la adaptación.

 

Comentarios