Prueba de fuego superada

Marco Borgnino debutó desde el inicio. Lucas Blondel, Enzo Copetti y Ramón Barraza lo hicieron viniendo desde el banco, donde quedaron Lucas Quiroz y Santiago Paz. Los que tuvieron minutos en cancha lo hicieron de buena manera, y sin ser superlativos ni mucho menos, demostraron que tranquilamente pueden ser una opción para lo que se viene.

Borgnino tuvo el desafío de jugar en una posición que no es la suya. Respondió de buena manera y solucionó un gran déficit de Atlético: el servicio en la pelota parada. Lo mismo aportó el chaqueño Enzo Copetti viniendo desde el banco, clave en el gol de Federico Anselmo con un tiro libre bien ejecutado. Menos minutos para Barraza y Blondel, pero para ellos también será un día que no se olvidarán.

No están para ser titulares indiscutidos ni para salvar a Atlético del naufragio futbolístico, pero si demostraron que tranquilamente pueden ser una opción, que no son menos que jugadores que llegaron como «refuerzos». Son las ganas, es la actitud, es enfrentar el partido como si fuera el último.

Comentarios