El retiro de Lechuga

La Reválida ante 9 de Julio, el 8 de junio de 1992, fue el último partido de Gustavo Julio Alfaro como jugador profesional. Se retiró con la camiseta de Atlético después de tres temporadas en la “B” Nacional. En una entrevista de la revista El Gráfico, Lechuga recordó porque tomó la decisión:

– ¿Por qué te retiraste?

– Debuté a los 18 años en la Primera de Atlético de Rafaela, luego fui a estudiar a Santa Fe y mientras tanto hacía 3 veces por semana los 80 kilómetros hasta Rafaela para entrenarme. Era el capitán del equipo, jugábamos en la Liga Rafaelina y cuando conseguimos el ascenso al Nacional B le dije a mi viejo: “Dejame jugar al fútbol, que ingeniero puedo ser a los 40 años pero jugador de fútbol no, es el sueño de toda mi vida”. Me faltaron 10 materias para recibirme. Bueno, jugué 3 años a nivel profesional en el Nacional B y en un momento, con 28 años, dije: “Basta, hasta acá llegué”, y me retiré.

– ¿Por qué?

– Porque ya había cumplido el sueño de mi vida: jugar en la primera de Atlético. Tuvimos que jugar una reválida con 9 de julio, el rival de toda la vida, para mantener nuestro lugar en el Nacional B, la ganamos y ahí dije “basta”. Ya era grande, me había pasado el tiempo, y aparte en ese momento era muy difícil jugar en la A. La diferencia que había entre Primera y Nacional B era muy grande, todo lo contrario de hoy, que ves que planteles completos del Nacional B juegan tranquilamente en la A.

Los números

Después de haber sido el único jugador que jugó los 24 partidos del ascenso a la B Nacional, Alfaro también dijo presente en los 46 partidos que la Crema disputó en su primera temporada en la máxima categoría del ascenso, donde además convirtió 4 goles. En la temporada 90/91 jugó 42 partidos y marcó en dos ocasiones, mientras que en su último torneo (91/92), estuvo en 36 partidos y no convirtió goles.

Comentarios

Leave a Reply

7 + 3 =