“Ser entrenador es una linda aventura”

Jorge Burruchaga se enfrentará a la institución que lo vio nacer como entrenador. El 19 de julio de 1999, asumió en Defensa y Justicia, un año después de finalizar su carrera como jugador. Mirá la entrevista que sacamos del archivo, obtenida por el Diario Olé.

“Ser entrenador es una linda aventura”

Jorge Burruchaga asumió en Defensa y Justicia y ya se prepara para su debut como técnico. “Lograr el ascenso sería bárbaro, aunque es difícil”, reconoció.

-¿Ya te sentís técnico?

-Sí… Por ahora lo definiría como una linda aventura. Será mi primera experiencia como entrenador y aspiro a crecer con el tiempo.

Barba de unos días, campera turquesa y pantalones negros. La tranquilidad de siempre para hablar. Un look distinto al de aquel pibe que asomó en la Primera de Arsenal. O al del hombre que hace trece años cerró el Mundial de México con una corrida escalofriante. Jorge Burruchaga empieza de nuevo. Desde el otro lado de la raya, claro, como técnico de Defensa y Justicia. Y ya se imagina el debut. “No sé cómo voy a reaccionar. Me dijeron que afuera de la cancha se sufre mucho más”.

-¿No tenés miedo de que te den ganas de entrar a jugar?

-Sería lógico. Estar en la cancha es distinto. Uno resuelve con la pelota, vive el partido de otra manera. Si bien el técnico ordena, la chance de cambiar es de los jugadores.

-¿Y por qué elegiste Defensa?

-Porque fue el único club que tuvo ganas de contratarme en serio. Sus dirigentes me lo hicieron sentir desde la primera charla.

-¿No tuviste otras ofertas?

-Concretas, no. Hubo aproximaciones de otros lados, pero ninguna seria. Esta fue la primera.

-¿Esperabas otra cosa?

-No. Uno debe ser realista y ver que las posibilidades no sobran. Hoy estoy acá y quiero volcar todo lo que sé. Después las cosas se irán dando. Uno aspira a llegar lo más alto posible, es innegable.

-Por ejemplo a Independiente.

-Si dijera que no me gustaría volver, mentiría. Pero hoy no pasa por mi cabeza. Si acepté venir a Defensa es porque uno tiene que ser consciente de que los equipos de Primera ya están armados. Antes hubiera esperado, pero hoy ya no.

-¿Te cansaste?

-No precisamente. Yo quería empezar a trabajar y sabía que no podía esperar toda la vida.

Como se calculaba, Burruchaga llegó ayer temprano a Florencio Varela para dirigir su primera práctica. Se reunió con Rodolfo Guerrero, el vice del Halcón. Y luego vino la presentación a los jugadores. Más tarde supervisó los trabajos físicos que el plantel realizó con Antonio Mércuri, uno de sus colaboradores (el otro es Pulciano Aquino).

-¿Cómo jugará tu equipo?

-Lo definiremos a medida que pasen los partidos. Defensa ya tiene un estilo de juego. Pero trataremos de agregarle cosas nuevas.

-En tu carrera te dirigieron Bilardo y Menotti. ¿Te identificás con uno más que con el otro?

-Para nada. Pienso que elegir entre Carlos o César es una estupidez. Rescato conceptos interesantes de los dos. Y también de Pastoriza o de Suaudeau, quien me dirigió durante siete años en Francia.

El viento despeina a Burruchaga, pero él no pierde la paciencia. Algo que será fundamental cuando los hinchas le reclamen que lleve a Defensa a lo más alto. Tal como estuvo a punto de hacerlo Ricardo Villa (perdió en las semifinal del Reducido). “Lo que lograron, creo que ni ellos lo esperaban. Pero se lo ganaron, no fue una casualidad”.

-Para superarlo sólo te queda ascender a Primera.

-Lo intentaremos. El ascenso sería bárbaro, aunque es difícil. Hay que adaptarse al lugar donde uno está.

WP_20160217_002

Comentarios

Leave a Reply

6 + 7 =